Posted tagged ‘Zetas’

Día negro en el Café Iguana

mayo 22, 2011

Hoy al llegar a casa no esperaba toparme con una noticia como ésta. Casi de rutina y como si fuera un reflejo, prendo la laptop sólo para ver si hay alguna novedad o algo que valga la pena saber, y ahora me topé con una triste noticia, al menos para mi. Una balacera en las afueras del Café Iguana dejó a 4 personas muertas.

Una de las personas caídas en este ataque fue el famoso Pablo. Sí, ese pelón alto que cuidaba en la puerta. Les podría decir que era una gran persona y mil cosas que suenen bonitas y casi heróicas, pero mi trato con él fue muy poco, pero aún asi de lo poco que lo traté puedo decir que era una persona amable y no era prepotente, como muchos de los guardias de otros antros. Recuerdo haberlo visto en otros conciertos, si no mal recuerdo (quizás me equivoque) tenía a su esposa y una hija pequeña, la verdad aparentaba ser una buena persona; al menos, eso es lo que me comentaban mis amigos que fueron más allegados a él. De las demás personas caídas, hasta el momento desconozco su identidad.

Lo sé, no es ni la primera balacera en la ciudad, ni la primera que se llevan a varia gente de encuentro, pero mucha gente coincidirá conmigo en que duele debido a que este lugar ha sido por 20 años punto de referencia de muchos de nosotros, en diferentes épocas, pero muchos hemos pasado momentos inolvidables que han marcado nuestra juventud, conocido gente y buenos amigos, vivido infinidad de tocadas y conciertos ahi, y porque no decirlo, disfrutar de su famosa pizza. Y el que haya ocurrido un suceso como el que ocurrió en este lugar, sinceramente duele a toda la gente que sentíamos o llegamos a sentir este lugar como parte de nuestra vida o nuestra rutina.

Hagamos un poco de memoria. La primera vez que visité el Café Iguana era un lugar más pequeño de lo que es actualmente, yo estaba por salir de la secundaria e iba a haber una tardeada. La sección que en la actualidad es en la que se realizan los conciertos y donde se presentan los DJs no estaba por aquellos días, las tocadas se hacían en el patio central. Pasaron algunos años, y se abrió la zona que les comento, con un concierto a reventar del grupo argentino Rata Blanca. Era el inicio de muchos buenos conciertos en el Café.

Grandes grupos internacionales han venido, europeos o sudamericanos, yendo desde Black Metal, Thrash, Power o Gótico hasta rock en español o electrónico, para todos hay espacio. Muchísimas tocadas locales, apoyando la escasa escena musical regiomontana (para estos géneros, que son poco redituables), incluso recuerdo haber tocado alguna o dos veces ahi hace ya algunos años… En fin, el Café ha reunido a mucha gente de diversos géneros musicales en sus distintos espacios, y es parte de lo icónico de este sitio.

Remontándonos al presente, de algún tiempo hacia acá las cosas en el Barrio Antiguo han ido cambiando. El tipo de gente que lo visita ha cambiado drasticamente, así como la cantidad de personas que lo hacen, ya que la afluencia de gente en el lugar ha ido en picada. Mientras que antes inclusive transitar por ahi era casi imposible por la cantidad de gente, ahora son pocos los sitios que lucen abarotados. Las últimas veces que llegué a ir, hace algunos pocos meses, el ambiente que se sentía era un poco diferente. Así como era más obvia cada vez la venta de droga.

Según se dice, el Café Iguana, así como muchos antros de la zona, han estado amenazados para poder ser sitios donde esta venta se pueda realizar. Desafortunadamente, no existen las condiciones de garantizar la seguridad de muchos de éstos sitios, y muchos terminan por ceder. Yel Café Iguana resulta un punto ideal para esta venta, tanto por la diversidad de los géneros que se llegan a tocar (y creo que principalmente por el psycho) como por que es de los lugares que la gente sigue frecuentando a pesar de la ola de inseguridad que se vive.

No era ningún secreto que en el baño de este sitio hubiera un ‘dealer’ distribuyendo su mugrero, ni que muchísima gente acudía con él. Coraje daba y sigue dando ver a muchos de estos pendejos llegando únicamente a meterse su mugrero e irse a bailar como puñetas, ensuciando la imagen del lugar y de muchos que acudíamos al lugar en un plan completamente diferente.

Me pongo a reflexionar acerca de muchas cosas, y me dan sentimientos encontrados. Me pregunto que hubiera pasado si alguno de mis amigos o yo hubieramos reportado este punto ante alguna autoridad, con el afán de mantener  lo más limpio este lugar y colaborar en acabar con este tipo de cosas. Alguna cosa habría cambiado o simplemente nos habríamos expuesto ante algun grupo criminal? El sentimiento de saber que las mismas autoridades conocen de este tipo de cosas y no se hace nada para evitarlo es ya de por si bastante desmotivador…

Leía ayer los comentarios de la nota del ataque en el diario ‘El Norte’, y un testigo comentaba que al momento de llegar los malandros a recoger los cuerpos, elementos de la policía hablaban por radio comentando que cierto comandante había llegado e incitaba a sus elementos a que se abrieran para que pasaran. Si bien es algo que no me consta, es el tipo de cosas que no dudo ni tantito, y que ya se han visto en muchas ocasiones, pero que esperemos que vayan cambiando poco a poco.

Ni hablar, por más que se diga es un hecho que ha calado duro en muchos de nosotros, que se ha llevado gente que probablemente no la debía, y que esperaría que no se volviera a repetir. Tenemos que tomar conciencia y dejar de ser menos pasivos ante este tipo de situaciones, por si les quedaba alguna duda. Por lo pronto, si tú que estás leyendo ésto has comprado droga ahi o en cualquier otro antro, siéntete culpable de todos estos hechos violentos que están ocurriendo no sólo en el Barrio Antiguo, sino en toda la ciudad y en el país.

Sobresss

Anuncios

Otro intento de extorsión por teléfono

noviembre 27, 2010

En alguna ocasión anterior les comenté cuando el Comandante Puñetas me quería extorsionar y acordó venir a matarme a la casa. Tal parece que esta bola de pendejos piensan que mi casa es el Call Center para reportar sus camionetas armadas o ya me agarraron de su pendejo (porque casualmente, siempre contesto yo cuando ha pasado algo así), porque acabo de recibir una nueva llamada. Esta ocasión del número 833 172 4613, del área de Tampico, Tamps.

La dinámica de esta llamada fue muy simila a la de la anterior, pero obviamente queriendo desestabilizar y obtener más información de la que pudiera obtener del directorio telefónico. No recuerdo el nombre que me dió esta persona, pero le llamaremos ‘Candelario’, pero la llamada basicamente fue así:

Yo: Bueno?

Candelario (Hablando con acento anorteñado, nada que ver con el achilangado de la ocasión anterior): Me comunicas con NOMBRE_DE_MI_PADRE

Yo: No está, quien lo busca?

Candelario: Candelario (y no me acuerdo del apellido, pero dió un nombre completo). Donde anda o que?

Yo: No, pues anda trabajando…

Candelario: Tu quién eres?

Yo: Por qué? Algún recado?

Candelario: Que eres, su hijo, su papá?

Yo: Por?

Candelario: Es tu patrón o qué es?

Yo: Para que quiere saber?

Candelario: Mira, me acaban de decir que de éste número de la calle MI_CALLE acaban de recibir un reporte de unas camionetas armadas y… (en éste momento interrumpí)

Yo: Ah, ya… no mira, ya han hablado antes con esas mismas mamadas del reporte de las camionetas.

Candelario (fingiendo estar un poco más exhaltado): Mira hijo de tu pinche madre, aqui las mamadas nada más se dan en la punta de la verga!!!

Yo: Orale, pues siguele dándolas, yo tengo mucho trabajo que hacer ahorita…

Y colgué. Asi de fácil, ahora efectivamente tengo trabajo que hacer (que no he avanzado) y entre estar perdendo el tiempo en internet y contestando llamadas de pendejos no he podido avanzar.

Una vez más, los exhorto a ser más discretos con su información, a no caer en el juego telefónico de dar sus datos o información que pudiera ser valiosa a los extorsionadores, y no caer ante las provocaciones o insultos que les puedan hacer. Siempre verifiquen la LADA del teléfono de la llamada, ya que eso nos puede dar pistas desde antes de contestar (por lo general llaman de fuera). En vez de iniciar a jalar preferí escribir esta entrada; si aunque sea a una persona le pudiera ayudar a saber como manejar este tipo de situaciones o mínimo a estar prevenido ante la posibilidad de una llamada de este tipo, pues creo que habrá valido la pena.

Sobresss

Recuento de los daños… y un poco de Don Alejo

noviembre 24, 2010

Bueno, en realidad la semana pasada ya había escrito algo, pero por alguna extraña razón no se publicó mi artículo completo y decidí darle marcha atrás. Creo que tuve un leve flashback de esos tiempos del fotolog, donde por más que escribías aumentaba la posibilidad de que hubiera un error y no se pudiera publicar el texto y la foto. No había subido nada nuevo desde que estuve incapacitado (y ni se diga en el otro blog, que por su naturaleza y mi falta de actividad menos habría podido agregar algo) pero en fin, a pesar de los pesares, aqui regreso.

De que nos hemos perdido? Pues lo mismo, de cosas nuevas no nuevas. Y como es éso? Pues cosas de las que siempre pasan, pero con nuevos actores y en tiempos recientes: Siguen los muertos, se anuncias más impuestos, más famosos que dejan twitter por exhibirse, y la ya casi tradicional eliminación de los Tigres en la última jornada. Si, porque para los que no lo sepan, soy aficionado de los Tigres, equipo que desde hace mucho no me da una satisfacción pero que aún tengo al esperanza de que lo llegue a hacer. Antes muerto que rayado. Pero bueno, veamos lo más relevante de estos días…

Una historia surgió hace 10 días aproximadamente, y agarró fuerza en los últimos 2 o 3 , se trata de la historia de Don Alejo Garza Tamez. Don Alejo era un ciudadano originario de Allende pero radicado en Tamaulipas (en Guemez, para ser exacto) que como muchos fue víctima de amenazas de la gente mañosa, quienes buscaban que abandonara su rancho, pero que como muy pocos lo defendió hasta la muerte. La versión cuenta que Don Alejo recibió un ultimátum, en el que los criminales (se dice que eran miembros de Los Zetas) le daban un día de plazo antes de que fueran por él, a lo que el señor practicamente se atrincheró en su casa, preparó sus armas (ya que era cazador y gustaba de coleccionar armas) cerca de puertas y ventanas y se preparó para la llegada de éstos. Se dice que al llegar, el señor atacó a los malandros y entre el intercambio de balas y granadazos, Don Alejo falleció, no sin antes matar a cuatro sicarios y herir a otros dos.

Alguna gente cuestiona los actos, otros lo alaban e idolatran, lo que es un hecho es que este señor dió y seguirá dando de que hablar. Muchos reporchan el hecho de que no haya dado parte a las autoridades militares, o a la Marina, mientras que algunos otros ven ésto como lo que muchos mexicanos deberíamos de hacer para defender nuestros bienes. Algunos lo veran inspirador, sobre todo aquellos que habitan en lugares donde la autoridad se hace notar pero por su ausencia, pero algunos otros lo dejaran como una buena anécdota.

Se comenta que el señor era un buen tirador, y que tenía una buena cantidad de armas. Esto era algo a su favor, pero no de la mayoría de los mexicanos. Primeramente, se pensaría que al hacer nuestro servicio militar uno debería de tener un conocimiento básico en el manejo de armas, pero la realidad es que no es así.

Uno va al servicio militar a estar parado o marchando en el sol sin mucho que hacer, a escuchar pendejadas y traumas de algunos soldados de bajo rango, y lo único que uno espera es la hora de la salida. Inmortales algunas frases como “Tercias de tres”, “Marchar no es mas que caminar con elegancia” y la que a mi gusto es la #1, cuando se dirige hacía alguien fastidioso: “Cierre la boca gueey, que andan vergxs voladoraaas”. Bien recuerdo que durante el tiempo de hacer mi servicio, tenía a los militares en un muy mal concepto; creo que se han ganado algo de respeto en últimas fechas, al grado de considerarlos ‘de lo menos peor’. Pienso que si realmente se instruyera en un manejo aunque sea muy básico de las armas, quizás el servicio no se vería como algo tedioso o de mero tramite, vaya, mientras el servicio militar dejara algo bueno no renegaría tanto.

Segundo, el tema de las armas. La mayoría de los mexicanos no tenemos armas, y muchos incluso no tenemos la sangre fría para poder usarla en cualquier situación. Tanto por la burocracia que pudiera implicar tener un arma autorizada por la SEDENA, como por los programas de desarme de la población de pasados años, pero la verdad es que conozco a poca gente con armas. Platicando con gente de ideología izquierdista, algunos me aseguran que este tipo de programas de desarme como los que hubo de ‘Armas por juguetes’ o ‘Armas por dinero’ (en los que los militares recibían armas de la población sin ninguna pregunta y a cambio de algo) fueron para mantener a raya a la gente en situaciones de este tipo, ante una posible ‘insurgencia’. Sinceramente no me aventuraría a asegurar ésto, pero no se me hace una idea muy descabellada. El caso es que no tenemos armas, y las que podriamos tener legalmente no tienen el poder de fuego de las ilegales.

Asi que, cada quien sabrá como reaccionar ante una historia o situación como la de Don Alejo, lo que si es un hecho es que mientras cada quien vea solo por sus intereses y como ciudadamos no nos unamos ni veamos por un fin común, este pedo creo que así va a seguir. Con miras al 2012 no veo alguna esperanza política, y cada vez me convenzo más que si salimos adelante será no ‘gracias al’ sino ‘muy a pesar del’ gobierno en turno. No digo tener la verdad absoluta, simplemente les comparto mi opinión…

Sobresss

PD. En Venezuela ya tienen a su Paulina Rubio del Twitter, nada más y nada menos que Alicia Machado jajaja… ni pedo.

Los Narcos del Facebook

octubre 25, 2010

Perro Buchón

Esta semana de incapacidad ha sido tranquila y de mucho descanso, me ha dado tiempo de vagar de ratos por internet y visitar sitios que en circunstancias normales no visitaría. Soy usuario del Facebook, pero no me paso horas en esta red social como mucha gente lo hace. Sin embargo, esta semana de no mucho por hacer, debo aceptar que me he divertido bastante en esta red social.

En particular, y a partir de una plática con un buen camarada que me comentaba de la existencia de un grupo en Facebook del CDG (Cartel Del Golfo), me puse a buscar que habría acerca del tema en la red social. Mi sorpresa fue grande, al ver muchos grupos de Facebook principalmente de este cartel, gente mostrando su apoyo e incluso indicaciones y señas acerca de donde poder ubicar a los ‘contras’. Mucho buchón, dirían en Sinaloa, pero algunos otros casos más interesantes también, como militares (que incluso suben sus fotos en servicio a sus perfiles de Facebook) o personal de empresas de seguridad comentando en estas páginas.

Cabe señalar que la mayoría de estos grupos fueron creados en ciudades fronterizas de Tamaulipas, en donde la guerra entre cárteles está mas fuerte. La mayoría de la gente que comenta en estos grupos usan un lenguaje buchonesco, principalmente jóvenes que yo supondría no son parte de algún cartel, pero que les encanta andar a la ‘narcomoda’, como se comentaba en una publicación anterior,  Aqui un ejemplo de lo que les comento, den click en la imagen para verla mejor:

Conversación de Buchones

No pondré nombres ni direcciones de estas personas, pero si yo los pude ver en Facebook cualquiera puede, es lo que ya les he comentado en publicaciones anteriores acerca de la privacidad en las redes sociales, tenemos que ser más concientes. La intención de este blog no es quemar precisamente a las personas a las que puedo hacer referencia, además de que para eso hay otros blogs que lo harán. Ahora bien, si quieren pasarse un rato divertido viendo fotos de pseudo-narcos en sus mejores momentos, les dejo la liga de este grupo de Facebook, dedicado para señalar a sujetos como éste:

Esparcimiento de narcos

Que las disfruten.

Sobresss

Vístase, vease y siéntase como sus ídolos… La ‘Narcocultura’

septiembre 11, 2010
Mexico: Welcome to Chapolandia Zetalandia

Mensaje en barda ubicada en el centro de Monterrey

Como bien sabemos, gran parte del problema actual de México proviene de las actividades relacionadas con el narcotráfico. Ya sean asesinatos, cobros de derecho de piso, extorsiones, venta de drogas, robo de vehículos o la actividad ilcícita que se puedan imaginar, todo esto ha venido a desgraciar aún más a nuestro ya golpeado país. Una de las razones por las que no se le ve fin a este problema, y viéndolo con un enfoque a mediano y largo plazo, es la idea que se tiene del narcotraficante como una persona valiente, arriesgada y con honor; basicamente, un ídolo y un modelo a seguir.

El problema inicia desde la mala educación que se pueda dar en casa y a la falta de buenos valores inculcados; en la manera en que nuestros padres nos motivan (o desmotivan) a ser buenos o malos ciudadanos. Un país en el que reinan la impunidad, la corrupción y la desigualdad social se convierte en un escenario perfecto para el desarrollo de este mal. Es como si una planta creciera en un campo fértil enriquecido con excremento que le sirve de abono para crecer (las similitudes con el caso referido no son coincidencia). Es fácil pensar que si la autoridad no actuará en contra de una actividad ilícita, podríamos todos empezar a sacarle provecho, que al cabo nadie nos castigará…

En México, y principalmente en estados del norte, existe una admiración hacia algunas figuras del narcotráfico de algunos sectores de la población. Ya sea en las calles o en la red, esto es algo que se puede constatar. Cuanta gente no se refiere en foros de internet (sobretodo en los relacionados al narco) o en pláticas de borrachos a los narcotráficantes como “Mi compadre el Chapo” o “El buen Edgar”(como en el ejemplo que mencionaré más adelante), y los exalta comentando que tal capo es la ley, jactándose de conocerlos e incluso alentándolos por el simple hecho de ser de su misma región, apoyando a determinado cartel de ser el bueno, de ser el que manda, y lo más irónico es que presumen con mucho orgullo el formar parte (o más bien de creer formar parte) de esas organizaciones criminales.

Por poner un ejemplo… vagando por internet fui a dar con esta publicación de un artículo de Mercado Libre, en la cual vendían una playera tipo Polo de la marca ‘Ralph Lauren’, similar a la que usaba Edgar Valdez Villarreal ‘La Barbie’ en el momento en que fue presentado por las autoridades. Contrario a lo que se pudiera pensar, el publicante de este artículo hacía énfasis en que era idéntica a la del narcotraficante, hasta agregó una foto para hacer la comparación, y como era de esperarse las preguntas acerca del artículo y las ofertas por llevarse una playera no se hicieron esperar.

Playera de la Barbie en anuncio de Mercado Libre

“Oye, no tienes una con el número 2, igual como la que traía el buen Edgar?” fue una de las muchas preguntas que le hicieron al vendedor. Hubo quienes en tono de broma comentaban también acerca del artículo… “No tendras una gorra como la que traía el Chapo cuando lo capturaron? O una camisa de mamey como las del JJ” preguntaba otro usuario con aires de sárcasmo al ver como muchísima gente se abalanzaba a querer llevarse su playera ‘oficial’ de la Barbie. Por si no bastara con la exposición en los medios,  la imagen del narco se engrandece con la musica y los video-homes. Cantidades enormes de narcocorridos, canciones de hip-hop y películas ensalzando a los narcotraficantes. Pero esta admiración hacia los grandes capos no es exclusiva de gente adulta (que aunque muchos de adulto solo tienen la mayoría de edad).

Los niños ya no juegan a policías y ladrones, juegan a ser soldados contra zetas (o de cualquier otro cartel). Desde pequeños, ya muchos desean llegar a ser narco y tener poder, dinero y practicamente lo que quieran, de una manera ‘fácil’. Ésto me recordó a una escena de la reciente película mexicana ‘El Infierno’; en ésta, se le pregunta a un adolescente sobre que quería ser de grande, a lo que él contesta sin dudar: “Pues que más… pues un chingón, como mi papá”. Puede dar risa la respuesta a algunos, pero es una realidad en muchos lugares.

Película El Infierno

Para los que no han visto la película, se las recomiendo. Retrata con humor negro y de una forma cruda la realidad del narcotráfico en el país, exponiendo el nivel de corrupción e hipocresía que existe por parte de gobierno y autoridades, las disputas entre carteles, y el efecto que tiene en la vida normal de las personas de un pueblo cualquiera. Cuentan la historia de un migrante deportado que regresa a su pueblo San Miguel (N)Arcangel topándose con una triste realidad, en la que la violencia y el narcotráfico se han vuelto el pan de cada día, y que dejándose llevar por la corriente, termina como muchos otros en el negocio.

Triste que mucha de la gente que entra en este negocio no sabe lo que le va a esperar, pero aún más triste que aún sabiéndolo se atrevan a arriesgarse y entrar a un mundo en el que de ninguna forma se puede salir bien, derivado en parte a la falta de buenas oportunidades laborales y también en una pobre base de valores. Irónico que todos hayan oído del Cartel de Juárez, de la Familia o del Cartel del Golfo, y que incluso conozcamos los nombres de los líderes de estas organizaciones delictivas, pero no sepamos el nombre del último premio nobel mexicano (por mencionar un ejemplo), creo que eso ya nos dice mucho de la cultura que manejamos y el tipo de personajes que admiramos y hacemos famosos. En este mismo blog, los temas que más lectores convocan son los relacionados con el narcotráfico (salvo algunas excepciones).

Si me preguntan, creo que aún estamos condenados por un buen rato, y si no me preguntan, pues ya leyeron lo que pienso, y en lo que espero equivocarme. Mientras sigamos creyendo y aceptando ciegamente lo que nos dicen el gobierno, la tele y demás medios, y mientras no tomemos cartas en el asunto, la situación seguirá así. Y es que siendo realistas, quién se atrevería a cambiar las cosas, quien arriesgaría su vida o la de su familia cuando lo más cómodo es llegar con la mentalidad de “Tu agarra lana y hazte pendejo”, y como no, cuando muchos crecimos con frases como la famosa “El que no tranza no avanza”.

Sé que despues de darle tantas vueltas a un tema como éste se termina con un sentimiento de impotencia, coraje y frustración, pero tomémoslo como un reto, de ir cambiando poco a poco los valores. Y como he dicho anteriormente, no me refiero a cambiar todo, pero hay que ir poco a poco dando cabida a cosas más positivas, tratar de inculcar el gusto por el deporte, la ciencia y las artes a los más jovenes, que al fin y al cabo son el presente y futuro de nuestro país. Empecemos por las pequeñas cosas, los cambios mayores iran llegando. Como decía aquella frase (que los programadores también aplicamos), “Divide y vencerás”. A ver si es por ahi.

Sobresss

La nueva campeona de las ‘Narcofosas’…

agosto 25, 2010

El día de hoy al venir al trabajo, me topé con un encabezado en uno de esos periódicos amarillistas, decía: “Hallan a 72 muertos”. Cuando lo leí, supuse que la nota trataba acerca de alguna nueva ‘narcofosa’ (de nuevo el prefijo narco) que habían encontrado en el estado; me acerqué un poco en la predicción (que no es mucho decir estos dias), ya que el hecho en sí fue que encontraron 72 cuerpos en el municipio de San Fernando, en Tamaulipas. Este hallazgo viene a superar en cantidad de personas encontradas a las fosas en Taxco de Alarcón, en Guerrero, y la de Villa de Juárez, en Nuevo León.

Con el avance en las investigaciones, el periódico El Norte publicó que los cuerpos encontrados eran de personas que provenían de Centro y Sudamérica. De hecho, se entrevistó a un sobreviviente, de nacionalidad ecuatoriana, que dijo haber sobrevivido a un ataque y pedido ayuda a una unidad de la Marina (que fueron quienes encontraron estos cuerpos). La versión que este sujeto maneja es que un grupo de 75 personas indocumentadas entraron por Chiapas, con la idea de llegar a trabajar a los Estados Unidos, y ya en territorio mexicano sufrieron un intento de extorsión por parte de grupos armados (probablemente Los Zetas), ofreciéndoles trabajos como sicarios para ellos, pero que al ver que los indocumentados no cooperaron, literalmente se pusieron a cazarlos.

Ésto es lo que se maneja en los periódicos, basado en la declaración de uno de los afectados. Pero surgen algunas preguntas, y en base a éstas surgen algunos rumores que la misma gente empieza a esparcir. Hay versiones que manejan que esta gente eran refuerzos para el cartel de la ultima letra, y que fueron interceptados y ultimados por grupos rivales. Otras que dicen que fue la misma Marina la que cazó a estas personas en las cercanías de la Presa Falcón, y que posteriormente fueron trasladadas a ese lugar donde las encontraron. Pero la verdad es que aun no hay información oficial, y más que oficial, información veraz (bien sabemos que no siempre la información oficial es necesariamente verdadera).

Al margen de heste hecho, es triste saber el destino de gente de otros países que sale en busca de una mejor oportunidad laboral. Y me refiero  en general a los mexicanos, centroamericanos y sudamericanos que tienen que pasar las peores humillaciones y/o torturas para poder cruzar a nuestro vecino del norte. Nos quejamos de la gente de Arizona (y con justa razón, creo yo) pero a veces olvidamos que en nuestro país pasan cosas aun peores a la gente que viene de más al sur. Y que mamada, pero es cierto, que los mismos mexicanos en la frontera son los que peor tratan a sus paisanos, aún peor que los mismos estadounidenses. Será que ese sentimiento de creerse superior por radicar allá y sentirse parte de un país de primer mundo es similar a aquel falso sentimiento de superioridad de esas personas que no tienen nada y de repente llegan a tener, aun y sin saber como manejarlo? A mi la verdad se me hacen nefastas esas personas, y lo peor es que ni aquí ni alla las quieren (y no me refiero a todos los que emigran, solo a los que se comportan así).

Ni hablar, a ver que más da el caso de la ‘narcofosa’…

Sobresss

Ahora tú eres quien la trae…

agosto 18, 2010

La violencia en Nuevo León no para. Los regiomontanos que hemos vivido de cerca alguna hecho violento, que creo que ya somos la mayoría, poco a poco nos estamos hartando. Ya no se trata del primo del amigo del vecino, ya se trata de familiares y amigos directos, y de nosotros mismos. Caos en las vialidades causados por gente armada, balaceras en centros comerciales, secuestros en casas y negocios… son solo algunos de los muchos hechos violentos a los que los regiomontanos nos hemos ido acostumbrando. No podemos escuchar un cuete sin que nos pase por la mente la idea de una balacera. Tener que cambiar los hábitos que teníamos porque  “ahora las cosas están más difíciles” y porque salir en la noche es “arriesgarse a que te pase algo”, se me hace una reverenda mamada, es una idea ridícula que no tendríamos porque aceptar, y que sin embargo gran parte de la gente lo ha hecho.

En momentos como éste, pienso en aquellos días cuando la gente decía “Pues es joven, debe tener buenas ideas” o el trillado “Pues se ve buena gente”, como si eso bastara para gobernar el estado o ciudades tan importantes como son las ciudades de Monterrey y las de su área metropolitana; pudo más un slogan barato e idealista (como toooodos los slogans políticos) y abrazar cientos de señoras al día para conseguir un puesto del que, si se tuviera dignidad, nuestro ‘gobernador’ ya se hubiera ido hace mucho.

Ante un clima de inseguridad como el que se está viviendo, uno pensaría que se esta haciendo algo urgente por mejorar las cosas; desgraciadamente, o al menos ante los ojos de la sociedad, no se está haciendo mucho. No existe coordinación entre los diferentes niveles de gobierno; ya sea por incompetencia o por falta de querer tenerla, el hecho es que no existe. Los políticos nos tienen al borde del fastidio, no recuerdo épocas tan malas como ésta en cuanto a inseguridad; Rodrigo Medina ya nos tiene a todos hasta la madre con su típico discurso del “Estamos trabajando muy duro, coordinados los tres niveles de gobierno”, apareeciendo en fotos heróicas, o dando despensas; Fernando Larrazabal igual, con sus vacaciones adelantadas (alguien sabe los periodos vacacionales de los políticos???) en Sudafrica y desaparecido aún cuando anda por acá; ni que decir de la alcaldesa gruperísima de Guadalupe, que solo se aparece para alborotar señoras para apoyar la construcción del estadio del Monterrey (éste es un tema aparte) o declarando en Multimedios sobre temas menores, que si “la selección de viejitos de cachibol” o que “el día del niño con los guadalupekes”, puras pendejadas, ésto parece ser la tónica de las administraciones actuales.

Rodrigo el Salvador

Rodrigo 4:10 : "Vamos, levántate y anda a esquivar las balas, que yo daré la vida por ti..." (vía DesdeCantera.com)

Roro, Bely, Beto y la Gruperisima

El Show de las Botargas (vía El Norte)

No basta con querer tapar el sol con un dedo, si bien dicen que a toda acción corresponde una reacción, no es posible que las reacciones del gobierno sean tan burdas. Después de los primeros bloqueos, se anunció la creación de grupos antibloqueos; posteriormente, después de otros bloqueos, se crea un ‘Grupo de Reacción Inmediata’; ahora con los últimos bloqueos, se crea otro grupo mixto antibloqueos, como si esto fuera a ser la solución. El simple hecho de tener grupos anti-bloqueos dedicados se me hace algo burdo (algo como la patrulla anti-osos de los Simpson, al rato tendremos el grupo antibloqueos en Garza Sada, el grupo antibloqueos en Sendero, uno para cada avenida), ya que es una labor que con buena coordinación de policía y tránsitos debería de bastar. No se trata de improvisar y dar soluciones al vapor, si bien no es una tarea fácil, es un hecho que este tipo de pseudo-soluciones no servirán de nada. Ahora, entre gran cantidad de grupos antibloqueos, de reacción inmediata, o como quieran llamarles, creo que es más facil evadir la responsabilidad y transferirla.

A grandes rasgos, declara el gobernador que los bloqueos se deben a la falta de acción de tránsitos y policías; el alcalde responde que a él le compete cubrir sólo una parte del territorio municipal (hecho que desconozco), y que los transitos por si solos no pueden hacer mucho, además de criticar la manera de proceder de policías estatales en las detenciones; el gobernador responde a las acusaciones y se justifica, y es el cuento del nunca acabar. El presidente no cede en su postura, y sigue habiendo múltiples ‘daños colaterales’.

Mientras tanto, la sociedad es la que sigue pagando los platos rotos, una sociedad que cada vez está mas envenenada por el clima de violencia confundido con el clamor de justicia. Muchos somos los que hemos considerado conseguir un arma para nuestra defensa, y no es ni por mucho lo más descabellado que se puede oir en estos días. Desde que hay mucha gente que expresa que sería preferible regresar a esos tiempos en los que por debajo del agua se aplicaba la ‘ley fuga’ para los delincuentes, o quienes comentan que el ejército debería de agarrar parejo y tomar la ciudad, inclusive quienes comentan la creación de grupos paramilitares, desde ahi ya sabemos que las cosas no andan bien. Y a mi parecer este pensamiento no es algo condenable, ya que es a lo que nos han orillado las autoridades, bajo la premisa de que “haciendo las cosas derechas, quizás sea el camino más largo de conseguir lo que uno busca”.

Esperemos este no sea el ocaso de una ciudad que hasta hace pocos años, era considerada un modelo a seguir por su industria, su gente, y por su voluntad.

Sobresss