Viaje a Boston

Boston

Algo abandonado tengo estos rumbos. Lo sé, nadie se estaba muriendo por leer mis publicaciones, pero aún así me había propuesto no abandonar éste blog que aparte de ser un buen hobbie, ha llegado a ayudar a algunas personas, aunque sea a perder su tiempo. No había podido actualizar ya sea por los compromisos pendientes que tenía o por el mismo motivo de este post: me mandaron del trabajo una semana a los Estados Unidos. Y bueno, ya hace una semana de eso, pero entre los pendientes que traía y el cansancio acumulado hasta estos momentos tengo la oportunidad de escribir.

Me mandaron a Boston, Massachussets, con el cliente para el cual he estado trabajando los últimos 2 años y medio, una empresa financiera. No se si porque haya hecho un buen trabajo o porque no he cometido una cagazón muy grande aún, pero sigo con ellos y creo que seguiré asignado con ellos hasta que se cumpla mi ciclo en mi actual empresa. Para ser sinceros, iba con un poco de temor, debido a que no manejo el inglés tan bien como algunos otros compañeros (o no disimulo tan bien que lo entiendo) y a que sentía que algunos empleados de allá se iban a dejar caer contra nosotros, cosa que afortunadamente no fue así. De hecho, confirmé la idea que tenía de algunos, que son unos tipazos.

La travesía inició hace dos semanas, un lunes por la mañana en un vuelo que estaría programado para las 12:30 PM con rumbo al aeropuerto de Detroit, y que por el mal tiempo en el aeropuerto de Atlanta terminó saliendo hasta después de las 4 PM. Que tiene que ver Atlanta? Pues que nuestro avión venía de allá y estuvo detenido por la nieve algunas horas. De hecho, el vuelo originalmente sería a Atlanta, pero un día antes nos cambiaron para volar a Detroit. Cosa curiosa, la mujer que me atendió en el mostrador me dijo que me conocía, y al hacer un poco de memoria recordé que estuvo conmigo en la prepa, hace más de 10 años ya… el tiempo le cayó muy bien.

En fin, seguíamos mis amigos y yo esperando al avión en la sala de la Terminal B. Debo decir que es mucho más elegante que las acostumbradas salas de VivaAerobus en la Terminal C, pero estar 4 o 5 horas ahi no es tan agradable. Por fin el avión llegó y abordamos, era un avión pequeño, pero eso es lo de menos mientras no se caiga. Me tocó sentarme al lado de un chavo de 17 años, buen pedo el guey, que se dirigía al poblado de Bangor, Maine (sí, es irrelevante mencionarlo, pero si al igual que yo no lo conocían, al menos ya oyeron hablar de él). Platicamos algo de música, viajes, y lo que fuera con tal de hacer más agradable el vuelo, que se pasó rápido. Llegamos a Detroit, frío el clima, algo de nieve en la pista, temperaturas bajo cero y estabamos sobre el tiempo, ya que debíamos recoger equipaje, pasar a inmigración y abordar el avión que nos llevaría a Boston.

Los tramites de inmigración pasaron rápido pero el equipaje tardó chingo de tiempo en llegar. En cuanto llegó, que nos lanzamos de volada a abordar el vuelo a Boston, quedaba poco tiempo… Aquí imagínense una escena de esas de película con 4 cabrones y una morra corriendo como locos por los andaderos del aeropuerto con tal de alcanzar su avión, y una vez que llegan a la puerta se dan cuenta que el puto avión también estaba retrasado por falta de aeromozas, que mamadas, parecía que esperaríamos más aún. Afortunadamente solo fueron algunos minutos más, y partimos hacia Boston. Despegar desde Detroit fue algo bonito, pero hubiera sido mejor aún de día; las luces de la ciudad, de repente interrumpidas por una neblina que cubría el Lago Michigan, definitivamente hubieran sido más espectaculares al atardecer.

Llegamos a tierra prometida. Aterrizamos en el aeropuerto de Boston, y nos dirigimos al hotel que nos habían asignado, el Westin Copley. Pedazo de hotel, diría Martinoli. Llegamos a recepción y por si no hubieramos tenido suficiente mala suerte, nuestras reservaciones no habían sido pagadas aún. Algunos pasamos nuestras tarjetas de crédito, y aparentemente no habría problema, y cuando intentaron pasarlas los que faltaban, nada más no se armaba. Al final llegó nuestro jefe y medio que arregló las cosas, el caso es que cada uno pudimos por fin ir a nuestras habitaciones, una para cada uno, la mía estaba en el piso 29, chingonas habitaciones por cierto. Era la 1 y media de la mañana, y entre que me bañé (ni de pedo me iba a bañar en la mañana) y preparé todo, terminé acostándome a las 3 AM. Habría que estar en las oficinas a las 9, así que se veía algo imposible la misión (al menos para permanecer despierto).

Al día siguiente llegamos a las oficinas, nos recibió la persona a la que reportamos actividades. Este sujeto, llamado Jim (de apellido polaco, al igual que algunos otros de la compañía), se ganó todo mi respeto, que si bien ya lo tenía, con el viaje lo refrendó. Jim nos mostró algunas de las áreas de la empresa. Mamalón, hasta un mini estudio de grabación de esos con chingo de luces, maquinas para edición y un fondo verde tenían, sepa la madre para que lo usarán, pero estaba chingón. Posteriormente nos dió una introducción a algunos conceptos del negocio, conceptos de finanzas, y a revisar algunos puntos de trabajo. Al mediodía nos llevaron a comer, ahi dentro del edificio donde se encontraban, ellos pagarían todo. Me chingué un buen salmón y una sopa de almejas (clam chowder), delicioso… unas pocas cheves, y pocas ganas quedaban de regresar a jalar. De regreso, hasta pareciera que con tal de chingarme, estuve en dos juntas muy aburridas, poco faltó para que Morfeo me llevara pero se la persinó.

Vista del río congelado

Al salir de estas dos juntas, nos llevaron a otro piso a una oficina con una vista espectacular y una mesa grande (de esas que aparecen en las películas en donde los villanos planean como acabar con Batman o Superman) en las que estuvimos debatiendo junto con algunas personas de más rango en la compañia algunos procesos y detalles a mejorar, hasta me sentí importante en ese momento. Ya a la hora de salida, y aprovechando los viáticos, decidimos darnos una cena chingona. Nos lanzamos a probar la langosta.

Langosta Mutante

Langosta Mutante

Caminamos por una calle llamada Newbury St, y entramos a un restaurant llamado Joe’s. Hicimos nuestro desmadre hasta con la comida (dejaremos de ser mexicanos), y de ahi nos dirigimos a un parque cercano al hotel. Había nieve acumulada, y no perdimos la oportunidad de tomar fotos y aventarnos nieve.

Tirado en la nieve

Mis manos se congelaban, ni mis escasos guantes de lana que llevaba (de esos que los dedos quedan por fuera) pudieron contra el frío, pero eso importaba poco, era la primera vez que veía nieve, a mis 25 años. Ya cansados regresando al hotel, y aprovechando que tenía una tina de baño en mi habitación, me dispuse a consentirme con un baño chingón; puse algunas rolas de Tom Petty y de Toto en el iPod, llené de agua caliente la tina, y a relajarse después del ajetreo de esos días, chingón. Al salir de la tina, me di cuenta que el viento soplaba fuerte afuera y se empezaba a sentir un poco de nieve, abrí un poco las ventanas para vivir esa sensación de cerca, la tormenta de nieve comenzaba…

Vista desde mi cuarto de hotel

Al día siguiente, me despierto y me asomo de nuevo por la ventana, veo con impresión que la ciudad se había cubierto de nieve, una imagen que jamás olvidaré. Nos dirigimos a la oficina y la nieve seguía cayendo, había algo de aire, y la nieve de ese día estaba mucho más limpia que la del día anterior. Muchos de los empleados de la compañia trabajaron desde casa a causa de la tormenta. Nosotros en nuestra rutina, estuvimos en varias juntas, comimos pizza pagada por los clientes, y no hubo gran movimiento ese día.

Don Barredora

Me llama usted, entonces voy...

Después de comer, salimos cual niños a tomarnos fotos en la nieve. Por la tarde, el director de la compañía programó una comida con nosotros y fuimos a comer a un lugar de comida china, estaba muy bueno mas no espectacular. Como cada día en un lugar diferente es una oportunidad de conocer nuevas cosas, no podíamos quedarnos varados en el Hotel, así que nos dirigimos a conocer el rumbo en el que se encuentra la Universidad de Harvard. Tomamos el metro de Boston, y en 20 minutos ya estabamos por allá. Que pendejada que lo que más nos impresionaba era la nieve y los paisajes, en lugar del campus, que la verdad era muy bonito. Impresionante ver los carros y las bicicletas cubiertas completamente por la nieve, no perdimos tiempo para cagarles el palo ante tal situación:

Carro sepultado en nieve

Lavame. Wash Me.

El día siguiente sería el último con los clientes. Tuvimos algunas juntas, algunas en las que me sentí más participativo (a pesar de mi pésima pronunciación e innumerables pausas) y otras en las que estuve a punto del coma; Jim nos llevó a comer, y estuvimos platicando de temas diversos; revisamos últimos asuntos y resultados, pero un buen detalle de ellos fué que querían despedirnos con una buena cena en un restaurant italiano. Si, un buen detalle más de Jim y cía. Se unieron otras tres personas, dos más que ya habían venido junto con Jim a México (se llaman Wendy y Pete) y otro que al momento era desconocido para nosotros (se llama Gabriel). Pinche cena estuvo chingona, y no tanto por la comida (que estaba muy buena) sino por la convivencia con la raza.

Platicando con Gabriel, nos decía que era de padres portugueses, y que hablaba un poquito español; era fanático de White Stripes y algunas bandas de rock. Platicando con Pete, nos dimos cuenta que si viviera acá seguramente vería el programa de Chavana y esas chingaderas; hablando de música, me preguntó si había escuchado una banda, yo le entendí algo así como ‘Lost Catch Up’, pero pues nada, se refería a la canción de ‘Aserejé’ (a la que él se refería como ‘Azee’) de ‘Las Ketchup’ jajaja, increíble como trascienden esas pendejadas. La siguiente cancíón que me preguntó fue una tal ‘Ma-e-a-he’, que para no hacerles el cuento largo era la canción bastante gay de ‘O-zone’, ‘Dragonstea din tei’, y que para acabarla de chingar traía en el iPhone. No podíamos quedarnos atrás hablando de pendejadas, y les puse un video del Viejo Paulino, y una camarada le mostró a Pete el infame video de Mario Bezares bailando el gallinazo (ese donde se le cae la bolsita de coca mientras bailaba), esa noche no podía acabar de mejor manera jajaja. Después de eso, algunos de nostros salimos a caminar al muelle, y tomamos unas cervezas en el Hard Rock Café, bastante agradable el de Boston y una de las pocas opciones en una ciudad cuya vida nocturna agoniza por ahi de las 10 PM.

La verdad disfruté mucho de este viaje de trabajo, conocí muchas cosas, comi algunos platillos diferentes, fue la primera vez que hice o viví algunas cosas, y hubo algunos intercambios culturales interesantes (y no me refiero sólo a las pendejadas del párrafo anterior); no cabe duda que viajar es de esas cosas que nos enriquecen como seres humanos y nos dan una mayor perspectiva de algunas cosas, al menos yo lo siento así. Y sí, Estados Unidos no es mi máximo y en general me caga, pero debo reconocer que esos rumbos realmente me gustaron, y la gente fue bastante amable.

Y por si preguntaban, ésta fué solo la primera parte del viaje. Al día siguiente partiríamos a New York, pero esa… es otra historia.

Sobresss

Explore posts in the same categories: Viajes, Vida diaria

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “Viaje a Boston”

  1. Lrofocale Says:

    Sooobres, buen post, bien contado.


  2. Ik kon gewoon niet anders dan even reageren: erg mooie blogpost,
    goed geschreven, lekker informeel! Hoeveel post
    je per maand?


  3. A mí Boston es una de las ciudades que me más me ha gustado visitar, ya que está llena de encanto, cultura e historia, a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes….

    Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

    Guía turística de Boston

    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: