Mi primera vez… sí, mi primer narco-bloqueo

El día de ayer venía de echar una carnita asada y unas cheves en casa de unos amigos, todo muy tranquilo y muy ameno, e iba  a dejar a mi novia a su casa. Paercía ser un día como muchos otros. Como de costumbre, tomamos el camino de siempre, pero las cosas no fueron como siempre.

Ibamos avanzando por Av. Revolución, en Monterrey, e ibamos a tomar la lateral para pasar por debajo del puente para agarrar por Chapultepec, pero vi que los carros que se dirigían hacia ese mismo camino y que iban inmediatamente adelante de mi titubearon un poco, algunos casi se pararon, y lo primero que pensé es en aquella frase que decía mi padre: “En la ciudad debe haber como 5 pendejos manejando, pero a veces da la casualidad de que todos se te atraviesan en el mismo rato”. Al intentar sacarle la vuelta a uno de estos carros, adelante casi en el inicio del puente vi una camioneta estaquitas blanca que abrió la puerta, y de inmediato pensé lo peor, no estaba equivocado…

Bloqueo en Av. Revolución

Camioneta que fue usada para bloqueo (vía El Norte)

“Chingados, es un pinche cholo!!!” fue mi expresión al ver que a un lado de esa camioneta había una persona apurando al conductor a salir del vehículo, en ese momento mi novia se puso un poco nerviosa, y yo tuve que decidir en poco tiempo que hacer, no había muchas opciones.  A pesar de ver algunos carros casi parados frente a la escena, no lo consideré, nadie me aseguraba que no seríamos los siguientes; en ese instante giré el volante y avancé un poco como para aventarme una vuelta en “U”, pero me arrepentí, y aprovechando que un carro empezó a circular lentamente por el carril medio de la joroba que continua por Av. Revolución, me metí hasta el carril pegado al camellón, de manera que casi usé de escudo al otro carro, y le metí toda la patota al acelerador (aun con lo que le cuestan a mi Topaz esas subiditas).

Después de haber librado lo anterior, me mantuve a la expectativa, sabía que podíamos toparnos con otro, hasta que por fin llegamos a la casa. Aprovechando que no hay seres más chismosos y escandalosos que los twiteros (me incluyo), comencé a buscar las palabras “bloqueo” y “Mty” esperando encontrar algo. Estuve en lo correcto, una persona acababa de reportar ésto, y como era de esperarse, chingo de usuarios dando “RT”. Por esta via me enteré de otros bloqueos en puntos diversos, y al publicar lo que me había ocurrido, un amigo me contestó que el había visto uno también en Gonzalitos y Lincoln (sí, a escasos metros de Tránsito de Monterrey #FAIL). Decidí no moverme y me quedé ahi, para qué arriesgarme a salir.

Me da tristeza ver como nuestra ciudad se está mandando a la verg@, y como alguien comentaba, irónico que aquellos cholos, pandilleritos y vagos que veíamos y pensabamos que jamás iban a gravitar, ahora ponen de cabeza a toda la ciudad por el simple hecho de tener un arma, sin darse cuenta que no son más que carne de cañón para las grandes “empresas” (valga la palabra) del crimen organizado. Circulando por mi ciudad, hoy me puse a pensar mucho en todo ésto, como es posible que la grandeza de nuestra tierra y el orgullo de ser de aqui pasen a un segundo plano por detalles como éstos, es algo que da mucho para la reflexión.

Será que nuestra soberbia y/o indiferencia, o ese sentimiento de autosuficiencia nos terminaron acabando y marcando una división de clases que deriva en situaciones como las que estamos viviendo, o será que hay un interes desestabilizador detrás de todo ésto? O será una combinación de las dos? O simplemente, las razones seran otras, o serán desconocidas? En la respuesta a estas preguntas quizás podamos no coincidir, pero en lo que creo que todos coincidimos es que a nadie nos gusta vivir así, estamos llegando a un punto insostenible. Estamos a punto de pensar que el pasar por una situación de bloqueo o de balacera es porque “ya nos tocaba”, y asi no deben de ser las cosas, no tenemos porque acostumbrarnos a lo malo.

Lo que si es inevitable, es que hay que extremar las precauciones, hay que estar siempre atentos, y hay que tratar de sacarle algo de provecho a estas situaciones; comenzar por tener una vida más austera, no fanfarronear lo que no se es, y ser un poco más sensibles a las carencias de los demás puede ser un buen comienzo. Nunca es tarde para tratar de ser mejor.

Sobresss

Explore posts in the same categories: Inseguridad, Sociedad

Etiquetas: , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “Mi primera vez… sí, mi primer narco-bloqueo”

  1. Gabriela Says:

    Nunca he vivido en Monterrey pero nací ahí y he ido muchísimas veces. Una de las últimas, estuve a punto de ser víctima de extorsión por parte de un tránsito que nos detuvo arbitrariamente. A una prima mía acaban de arrebatarle su vehículo a punta de pistola. Esto que hasta hace poco podía verse como episodios aislados, como mi mala suerte y la de mi familia, resulta que ya es imposible de ignorar por el resto de la sociedad. Estoy de acuerdo contigo en que apelar a la mala suerte (“ya me tocaba”) implica aceptar lo que está ocurriendo como si fuera algo inevitable, algo que escapa a nuestra responsabilidad. Esto a su vez es condenar a las víctimas a la impotencia y la humillación. Dado que las víctimas se multiplican y no podemos ya verlas como si fueran “otros” con mala suerte, haríamos bien, como dices, en reflexionar. Algo tiene que cambiar.

  2. ANONIMA Says:

    no solo pasa en monterrey. Es trsite ver que no podemos confiar en las personas “ENTRENADAS a cuidar” nuestra seguridad e integridad, en todo nuestro hermoso MEXICO.

    que pena me a veces ser mexicana… y mucha mas tristeza y desepcion admitir esto..😦

  3. Choka Says:

    Que mal plan wey, no se ni que decirte. Tantas veces que últimamente hemos andado a la expectativa de las cosas que han pasado, inclusive aquella vez que oimos los balazos por tu casa, nunca parece tan cerca como cuando pasa enfrente de ti. Lo más triste es que la gente se acostumbra y se vuelve pan de cada día.

  4. leo_on Says:

    Creo que esto no es cosa de ahorita, seamos honestos el pais y la ciudad era caldo de cultivo para esto.

    No hay justicia, tenemos años y años con una policia corrupta que se dedicaba a hacer como que trabajaba escando borrachidos y transnochadores sin dinero para encerrarlos 24 horas un sistema de justicia que condena solo a quienes no tienen dinero para el abogado y/o “moches” mientras los delincuentes reales salen “por falta de elementos” o ni los llevan a juicio por tener fuero.

    Hay un ena pelicula que explica un poco este fenomeno, “el padrino”, a el recurria la gente cuando la justicia “legal” le fallaba, aca la cosa no creo que este tan dificil, la gente sin mas opciones recurre a la delincuencia buscando justicia, obiamente al igual que en “el padrino” esto no es de a gratis, pero almenos para ellos es un precio que se puede pagar.

    No lo justifico, simplemente entiendo que en otros paises hay justicia, cosa que aqui en mexico desde hace años no tenemos.

    P.D. Tambien me tocaron bloqueos pero ya cuando los estaban quitando, afortunadamente no me toco vivir tan de cerca esa escena.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: